Centenario del escritor Juan Rulfo

Imagen relacionadaHoy se viste de fiesta nuestra comunidad literaria y en especial la mexicana, pues se cumplen ya 100 años del natalicio de uno de los más significantes escritores latinoamericanos del siglo XX, Juan Rulfo. Este autor, que fue galardonado por el premio Príncipe de Asturias de las Letras para 1983 llenará todo México con su obra y vida.

Diversas organizaciones de carácter civil y entidades del gobierno mexicano, han mantenido desde comienzos del presente año numerosas actividades en conmemoración de tan insigne autor, preparando pues la alfombra roja para la fecha de su centenario que para dicha de los lectores contara con infinidad de eventos culturales que detallarán su vida y su obra, en especial Pedro Paramo y El llano en llamas.

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, mejor conocido como Juan Rulfo nace un 16 de mayo de 1917 en Jalisco y fue un conocido escritor, guionista y fotógrafo. Su obra presenta una mezcla entre la realidad y la fantasía que cobran vida en la tierra  de México, sus personajes fiel reflejo de la cultura del lugar y sus grandes problemáticas socio-culturales.

Sus obras marcaron sin duda un antes y un después dentro de la narrativa literaria de la época al romper con la tradición revolucionaria que arrastraba y experimentar nuevas narrativas como las del medio siglo o los escritores pertenecientes al boom latinoamericano. Para 1930 participaría en la revista México, luego en el año de 1945 en la revista Pan en Guadalajara publicaría los cuentos “La vida no es muy seria en sus cosas”, “Nos han dado la tierra así como en Macario”, en 1946 “Macario” en la revista América, en 1948 “La cuesta de las comadres” y para 1950 “Talpa” y “El llano en llamas”, para 1955 “Pedro Páramo”.

Resultado de imagen para Juan RulfoEntre 1956 y 1958, escribió su segunda novela “El gallo de oro”, sin embargo no fue publicada hasta 1980. Tras el término de sus dos grandes obras abandono la escritura; durante una charla en la Universidad Central de Venezuela hablo del porqué, el cual justificaba tras la muerte de su tío Celerino quien era su inspiración de sus obras; no obstante años después colaboraría en algunos guiones cinematográficos que intentarían reproducir sus historias.

Pese a la poca bibliografía que abunda de su autoría, la fineza de su pluma le valdrían numerosos reconocimientos, recibió para 1956 el Premio Xavier Villaurrutia por su novela Pedro Páramo, fue ganador del Premio Nacional de Literatura en 1970, en 1974 viajó a Europa para participar en el Congreso de Estudiantes de la Universidad de Varsovia. Fue invitado en varias ocasiones a integrarse a la comitiva presidencial viajando por Alemania, Checoslovaquia, Austria y Francia. Para 1976, fue elegido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y así mismo ganó el Premio Príncipe de Asturias de España en 1983. Murió en Ciudad de México, 7 de enero de 1986.

Rulfo, quedará pues inmortalizado en dos grandes obras “Pedro Paramo” y “El llano en llamas”. Su primera obra “Pedro Páramo” fue una novela larga gestación pues sus primeras ideas se remontan a los días en que nuestro autor estaría por cumplir sus 30 años de edad, no obstante no fue sino hasta el año de 1953 y 1954 gracias a una beca del Centro mexicano de Escritores que fue concluida. La novela fue traducida a varios idiomas entre los que destacan alemán, sueco, inglés, francés, italiano, polaco, noruego y finlandés.

Tras su publicación algunos críticos advierten de inmediato que se trata de una obra maestra, aunque no faltaron opiniones encontradas  que se desorientaron frente a su innovadora estructura.

Resultado de imagen para Juan RulfoGrandes y reconocidos y autores como Jorge Luis Borges expreso: “Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literaturas de lengua hispánica, y aun de toda la literatura”. Gabriel García Márquez escribió: “Álvaro Mutis subió a grandes zancadas los siete pisos de mi casa con un paquete de libros, separó del montón el más pequeño y corto, y me dijo muerto de risa: ¡Lea esa vaina, carajo, para que aprenda! Era Pedro Páramo. Aquella noche no pude dormir mientras no terminé la segunda lectura. Nunca, desde la noche tremenda en que leí la Metamorfosis de Kafka en una lúgubre pensión de estudiantes de Bogotá —casi diez años atrás— había sufrido una conmoción semejante”.

El llano en llamas, título de su segunda obra, refiere a una recopilación de cuentos del escritor; considerada hoy un clásico de la literatura mexicana e hispanoamericana, es una de las obras más desconcertantes, en ella retrata la problemática de la violencia multiforme, desembozada e insidiosa hasta el punto de ser naturalizada y dejada de reconocerse como tal. Sin reflejo o denuncia hacia ella el autor la persigue para compenetrarse en el sentir de quienes la ejercen o padecen, de todos aquellos que se vieron envueltos en ella, dejando así evidenciado su oscuro rastro.

Sin duda, Rulfo recorrerá una vez más las calles de su amado México y del mundo entero a través del cine, teatro y sus innumerables obras que hoy en su centenarios serán recordadas con mucho orgullo por toda la comunidad literaria.

Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*