libro GOMORRA, Roberto Saviano

GOMORRA 

por el autor   Roberto Saviano


(11) Votos
    
(159) Vistos
    
(4) Comentarios
    
(0) Me gusta 

ISBN: 9786074293791
Tema: Ciencias Políticas y Sociales - Comunicación Social
Editorial: DEBOLSILLO
Fecha publicación: 2009
Páginas: 328

Ecuador      |  


Formato Libreria Stock Precio Comprar
En papel Librería 69 en Quito 2 US$ 17.70
-10%    US$ 19.67
Valoraciones usuarios
5 estrellas
(5)
4 estrellas
(6)
3 estrellas
(0)
2 estrellas
(0)
1 estrella
(0)

Reseña

CON EL ESTRENO DE LA ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA A CARGO DE MATTEO GARRONE Y LA RECIENTE EDICIÓN EN FORMATO BOLSILLO, LA NOVELA DE ROBERTO SAVIANO ESTÁ EN EL PUNTO DE MIRA DE BUENA PARTE DE LOS LECTORES DE NUESTRO PAÍS. COMO YA SABRÉIS, LA PUBLICACIÓN DE E

Nuestras recomendaciones especiales para ti



Otros libros del autor

Tu opinión sobre este libro es importante:




Comentarios
   Laura Gomez
  2009-09-02
Es necesario libros como este que ahonden en la realidad y que tengan el valor de contar lo que por miedo muchas veces algunas no se atreven. El escritor de este libro es periodista quizás eso influya. Es cruel, pero ameno, realista, te deja sorprendido. La película también cumple su cometido.
  Mariana Sandoval
  2009-09-02
El autor se puso la soga en el cuello, el libro es valiente, es sincero, pero jamás debió haberlo publicado. Nunca pensé que esa fuera la situación que vive, amenazado, encerrado, solo por escribir un libro y meterse a redentor.
  Nicolas Aldama
  2009-09-02
El autor denuncia aqui lo que considera su responsabilidad, sin embargo ese hecho de denunciar a través de su libro, le ha traído consecuencias nefastas. Es terrible el modo en que la verdad perjudica. Me gusto mucho el libro, precisamente por eso, porque todo es verdad. De no ser así, no estaría en peligro Roberto Saviano.
  Raul U
  2009-09-02
Creo que lo que algunos llaman verdad no vale tanto la pena como para destruir la propia vida personal, familiar y física. Que lastima que no lo pensó bien antes de publicar este libro. Ahora lo que queda es leerlo, de ese modo su pena y desgracia personal no ha sido en vano.