eBook Manual del perfecto descerebrado, Juan Jose Isac Sanchez
Ebook

MANUAL DEL PERFECTO DESCEREBRADO 

por el autor   Juan Jose Isac Sanchez


(0) Votos
    
(11) Vistos
    
(0) Comentarios
    
(0) Me gusta 

ISBN: 9788498860740
Tema: Estudios Literarios - Géneros literarios
Editorial: VISION NET
Fecha publicación: 2008
Páginas: 703
Idioma: Español

Lamentablemente por el momento este libro no lo tenemos
disponible en ninguna de nuestras librerías afiliadas
Valoraciones usuarios
5 estrellas
(0)
4 estrellas
(0)
3 estrellas
(0)
2 estrellas
(0)
1 estrella
(0)

Reseña

Juan José Isac, Doctor Infierno, como gusta de hacerse llamar entre sus allegados, acredita una larga y acrisolada experiencia en el mundo de la neurociencia y la psiquiatría, no siempre como enfermo. Su tesina sobre La oreja, un rico aporte proteínico neuronal , fue calurosamente elogiada y supervisada personalmente por el Doctor H. Lecter, con quien le une una estrecha relación. Tan estrecha que uno de sus mismos pabellones auditivos fue deglutido en cierta ocasión por el doctor durante una cena de trabajo, si bien Lecter siempre sostuvo que aquello obedecía a un prurito estrictamente académico. De este modo, la ausencia de referencias auditivas impulsó a Isac a iniciar un ambicioso ciclo de conferencias por todo el mundo sobre la realidad de la ciencia cognitiva, sin que alcancemos a saber qué tiene que ver una cosa con otra. Durante ellas fue expuesta su conocida teoría del huevo duro en la que afirma que el origen de todas las dolencias psíquicas se halla en una incorrecta dosificación de la ingesta de huevos duros, sin que Isac nunca haya querido revelar en qué consiste esa teoría y cuál sería la dosificación idónea. Tales conferencias llegaron a hacerse muy populares, especialmente las correspondientes al ciclo estructuración cognitiva y relajación que acababan indefectiblemente con Isac liado a bofetadas con algún sector del público.
Encarcelado finalmente, no por su intrusismo profesional ni por su prolongado desprecio al código deontológico, sino por haber golpeado a una vecina con un chicharro de tres kilos, estableció desde su reclusión una profunda relación epistolar con los más afamados psicoterapeutas de la época, uno de los cuales incluso llegó a responderle, para que cesara de molestarle. No obstante mantiene la fidelidad de un reducido pero entusiasta grupo de prosélitos, reclutados de entre ese cuatro por ciento de la población que piensa que Elvis vive, a los que, cuando no se ríe de ellos, adoctrina sobre neurociencia y supervisa sus progresos en su reestructuración cognitiva interior, amén de pedirles tabaco.


Tu opinión sobre este libro es importante: