eBook REVISTA TIRANO BANDERAS DIGITAL Nº 2, Santiago Solano Grande
Ebook

REVISTA TIRANO BANDERAS DIGITAL Nº 2 

por el autor   Santiago Solano Grande


(0) Votos
    
(4) Vistos
    
(0) Comentarios
    
(0) Me gusta 

ISBN: 9788499839295
Tema: Literatura - Literatura
Editorial: VISION NET
Fecha publicación: 2011
Idioma: Español

Lamentablemente por el momento este libro no lo tenemos
disponible en ninguna de nuestras librerías afiliadas
Valoraciones usuarios
5 estrellas
(0)
4 estrellas
(0)
3 estrellas
(0)
2 estrellas
(0)
1 estrella
(0)

Reseña

NOTAS SOBRE EL HUMOR EN LA POESÍA Salvo honrosas excepciones, los poetas actuales se han vuelto irremediablemente serios. Eso ocurre sobre todo entre los muchos malos poetas, entre la legión de aficionados de pacotilla, entre los muchos tontos — sean o no poetas — que sigue pensando que el buen humor, la ironía, la sorna, son modos de segunda fila literaria. La buena literatura, la poesía interesante, puede ser seria o no serlo; no depende de ello su calidad sino de otros parámetros. En todo caso nunca debiera ser aburrida. Vale más un soneto burlón de Quevedo que muchos libros “dramáticos” de ciertos autores actuales que creyéndose el ombligo del mundo no son capaces de tomarse su propio ombligo con cierto distanciamiento, con algo de humor. Además, el humor no está reñido con la seriedad. Ni mucho menos. Lo divertido es lo contrario de lo aburrido, no de lo serio. Eso lo sabía muy bien Ángel González, uno de nuestros maestros más recientes, que abrigaba con ironía y buen humor su tensa y seria poesía. Pero aún más, puede hacerse al revés: No se trata sólo de poder utilizar la ironía cuando se dicen verdades como puños, circunspectas y graves, sino de que el poeta está en su perfecto derecho de escribir poemas humorísticos, cómicos, burlescos, en los que a veces — no necesariamente — puede deslizarse alguna cuestión dramática. He escrito mucha poesía seria pero también algunos poemas descaradamente humorísticos. Prefiero aspirar humildemente a la vecindad de Cervantes, Quevedo, Lope o Baltasar de Alcázar, o a la más cercana aún de Ángel González y hasta de Gloria Fuertes, que meterme en las aguas pretenciosas de los formales a machamartillo. No hablo de los auténticos poetas, que siempre son los menos, sino de la legión que ut supra comentaba compuesta por personajes de pose “poética” que repiten sin cesar su melopea, seria y aburrida, considerándose por eso más poetas.


Otros libros del autor

Tu opinión sobre este libro es importante: