libro La Conjura de los Necios, John Kennedy Toole

LA CONJURA DE LOS NECIOS 

por el autor   John Kennedy Toole


(5) Votos
    
(128) Vistos
    
(2) Comentarios
    
(12) Me gusta 

ISBN: 9788433930149
Tema: Literatura - Novela contemporánea
Editorial: ANAGRAMA
Fecha publicación: 1991
Páginas: 368
Idioma: Español

Argentina      |  
España      |  


Formato Libreria Stock Precio Comprar
En papel Librería 239 en MADRID 3 US$ 20.77
-5%    US$ 21.86
En papel Librería 224 en MADRID 10 US$ 20.77
-5%    US$ 21.86
En papel Librería 186 en Madrid (Arganda del Rey) 10 US$ 20.77
-5%    US$ 21.86
Valoraciones usuarios
5 estrellas
(5)
4 estrellas
(0)
3 estrellas
(0)
2 estrellas
(0)
1 estrella
(0)

Nuestras recomendaciones especiales para ti



Otros libros del autor

Tu opinión sobre este libro es importante:




Comentarios
  Muchos Libros
  2009-08-05
John Kennedy Toole ganó el premio Pulitzer en 1981, pero él nunca lo supo. Se mató antes, quizás debido al rechazo de las editoriales que se negaron a publicar su novela. Esta, narra la historia de Ignatius J. Reilly, un personaje que busca trabajo para pagar una deuda. Lo recomendamos ampliamente.
  olive_oil
  2010-08-19
Buenas tardes, ante todo me descubro respetuosamente y os dejo un inofensivo ladrillito aclaratorio y espero que ilustrativo referente a John Kennedy Toole y a su obra « La conjura de los necios» que contrarreste el desánimo que las falsedades vertidas sobre él en los mundos de Esk, que no de Yupi, puedan haber producido tan negligentemente. Para ser más pedagógico está estructurado en forma de puntos que no síntesis ni esquema, eso lo dejo al querido lector. Si no se pasa del título se cae en esas falsedades, que sólo proclaman la presunción del que habla de lo que no sabe queriendo hacer ver que sabe. Lo peor es que se permitan hacer juicios peyorativos sobre lo que simulan conocer, el colmo de la estupidez.. Sin más, estos puntos son: 1.No se cita siquiera la palabra conjura en toda la novela, salvo en la cita de Jonathan Swift. 2.No hay por tanto ningún personaje paranoico. 3.No trata la obra de ninguna conspiración, persecución, etcétera. 4.No se halla en él nada vil, prejuicioso ni miserable. 5.El autor en el título sólo puede referirse a la conjura que, conscientemente o no, sufrimos todos en un mundo no precisamente ideal. 6.Se refiere al sinfín de avatares devenidos del mundo laboral y próximo a un personaje anárquico en estado puro ( es decir: sin h): Ignatius J, Reilly. Un graduado universitario sospechosamente hipocondríaco -excusa en que se refugia-, zampa bollos y perritos calientes, aquejado de creencias en su inocencia, que es en definitiva: un niño grande. 7.No hay un sólo personaje, dinamitando cualquier tópico, que se aborde como malvado o impuro. Siendo el reparto de lo más variado, interesante o representativo: Un policía al borde de la expulsión del cuerpo que bajo esa amenaza es ridiculizado y humillado por su jefe que le obliga a disfrazarse (mobbying), una exprostituta explotadora, una ingenua corista, un negro delincuente y drogata ( aunque no aborda el tema de las drogas, no es lo que define al personaje), una madre estereotipada, un matrimonio al uso compuesto por una esposa neurótica y por el hijo acomplejado de un empresario prohombre, una jubilada senil (uno de los personajes más cuerdos), una vecina cotilla, una amiga alcahueta y entrometida, un anticomunista macarthysta, una propagandista de la libertad sexual rebelde, un gay pusilánime, tres lesbianas camorristas, el ambiente de una fábrica tipo (abandonada y sin gobierno…etcétera. 8.La fina inteligencia y la enorme sensibilidad del autor consiguen con un humor y una imaginación desbordantes hacer alcanzar el éxtasis de los sentidos del afortunado lector. 9.Desde la primera hasta la última página se pasa por sonrisas, carcajadas, confortamiento del alma, paz y armonía espirituales, reconciliación con la especie humana, éxtasis de los sentidos, negación del inexorable fin que se acerca, intento por evitarlo leyendo cada vez más despacio, más y más espaciadamente…, repentina y súbita imposibilidad de freno, aceptación, lágrimas, más lágrimas, risas, sonrisas, sensación de pérdida, pérdida, dolor y duelo, juramento de fidelidad eterna, espera del reencuentro. 10.Si tuviera que irme a una isla desierta, no dudaría en llevarme este libro como fuente inagotable de un placer seguro, sin ningún asomo de mediocridad ni de maldad. Pureza, eso es lo que se encuentra y que aunque se niegue, existe, este libro es una prueba de que no hay que perder la esperanza, la pureza está muy cerca, más de lo que crees: en ti mismo y, por supuesto en otros, con frecuencia en los libros que es donde mejor se puede poner de manifiesto. En suma, leer que alguien diga que la lectura de esta obra maestra, esto no lo digo yo, :”… cuanto( sin acento) daño ha hecho al mundo JK Toole…” indigna,; esta es la más solemne de las estupideces que he leído. Para contrarrestar el posible daño de la influencia de esta insidia de quien decía que el libro «va de» conspiración y conjuras paranoides, decir esto sólo demuestra que no se ha ido más allá del título y que lo que refiere, lo refiere de oídas. Esa mente preclara que presupone y se muestra un patán fafarrón, como no podía ser diferente de alguien que sin mérito alguno reconocido, vilipendia a esta bella joya que es La conjura, como se la refiere cariñosamente en cualquier foro que se precie. Tras este comentario de información subjetiva( puesto que lo he leído) de una persona objetiva, con conocimiento del medio y algunas luces, me despido, querido lector, recomendándote absolutamente la lectura de La conjura de los necios del prodigioso y por desgracia suicidado autor: John Kennedy Toole. Felicitémonos de haber contado entre los congéneres de la raza humana a este genio y rindámosle el tributo que merece, leyendo al menos antes de opinar, no digamos ya para hacer dura crítica y no conforme con eso , atribuirle algún mal inquisitorialmente. Es patético tener que recordar algo como esto.Mucho peligro tienen los que no dudan en mandar a la hoguera, esos sí que hacen daño, y por eso es por lo que me he empujado a escribir este ladrillo, eso sí, con placer y amor devotos. Tanto como eso encontrarás en esta lectura inigualable, no es poco.Espero no haber perdido mi tiempo, que desde luego es de oro, no lo pierdas tú y corre raudo a cualquier biblioteca y allí estará, esperándote. Cariñosamente me despido de ti hasta otra.. Abre tus horizontes a la grandeza. Un segundo basta para comprender la diferencia entre lo que es importante y lo que no, ¿por qué no este? La Buena Chica Lectora, O.